• Home

Celebrando un año después de Buenos Aires 2018 en palabras de la campeona olímpica juvenil Marissa Thompson

Mientras celebramos un año después de Buenos Aires 2018, nos ponemos al día con la atleta ecuestre panameña Marissa Thompson, quien le dice a olympic.org que el año pasado ganar la primera medalla de oro de los Juegos Olímpicos de la Juventud de su país en Argentina la inspiró a trabajar duro para convertirse en una atleta olímpica.

Hace apenas un año, una de las conclusiones más emocionantes para un evento de medallas en los Juegos Olímpicos de la Juventud (YOG) Buenos Aires 2018 llegó en ecuestre, en el evento del equipo continental, donde América del Norte llevó a Europa a la medalla de oro después de un salto dramático. Parte del quinteto victorioso, junto con atletas de México, Haití, Honduras y Estados Unidos, fue Marissa Thompson, de Panamá, quien ganó la primera medalla de su país en cualquier color en el YOG.

Parte del desafío en Argentina fue que los atletas tenían que competir en caballos que fueron provistos por los organizadores y asignados a través de un sorteo al azar, y por lo tanto no les eran familiares. Pero esta experiencia ya ha ayudado a la incipiente carrera de Thompson, quien regresó a Sudamérica el mes pasado para la Final del FEI Jumping World Challenge, donde se absolvió entre los rivales en su mayoría mayores para terminar en quinto lugar a bordo de otra nueva conocida, Sofie.

Ahora que tiene 18 años y se mudó a Guatemala para poder competir más regularmente en competencias, la joven y talentosa jinete recuerda con mucho cariño una experiencia de YOG que le cambió la vida, lo que la inspiró a soñar con convertirse en la primera atleta ecuestre de Panamá en competir en los Juegos Olímpicos ...

Ha pasado un año desde que hiciste historia al ganar la primera medalla de oro de Panamá en el YOG. ¿Qué significó eso para ti?

Fue la primera medalla para Panamá en los tres [ediciones de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Verano], y también mi primera medalla como jinete, así que estaba encantada. Lo pasé muy bien con mis compañeros de equipo. No los conocí hasta esa semana, pero formamos una asociación tan buena y me encantó que pudiéramos obtener la medalla de oro.

¿Cuál fue la mejor parte de ser miembro del Equipo de Norteamérica?

En Panamá es difícil formar equipos, porque no tenemos muchos corredores. Entonces, para mí, obtener la experiencia del equipo en el YOG fue genial, y conocer a todos fue muy agradable. Todos los corredores fueron excelentes, muy profesionales y muy amables, por lo que construimos una buena asociación y una amistad para toda la vida. Todavía hablamos, ¡y ahora tenemos un grupo en Snapchat!

¿Te gusta representar a tu país?

Me encanta competir por Panamá. Enarbolar la bandera de tu país siempre es tan especial, ya que solo puedes hacerlo en eventos internacionales. Toda la gente de Panamá me apoya mucho, lo que me hace muy feliz.

¿Cómo fue vivir en la Villa Olímpica de la Juventud?

Fue increíble, y no creo que vaya a otro evento donde será así. Había tantas actividades para compartir con otras personas, tantas culturas diferentes, ¡y todos fueron muy amables! Hice tan buenos amigos de todas partes del mundo.

¿Tienes algún recuerdo destacado?

Sí, recuerdo que cuando estábamos en el desempate por la medalla de oro, Mattie [Hatcher, EE. UU.] Fue la última, y ​​tuvo que hacer una ronda clara en un tiempo rápido para que ganemos. Mis otros compañeros de equipo y yo no podíamos mirar. ¡Nos escondíamos detrás del árbol y rezábamos! Pero uno de mis compañeros de equipo no estaba nervioso ... ¡De hecho, se estaba burlando de nosotros! Por suerte, Mattie no tuvo errores. Fue muy gracioso.

¿Qué aprendiste de los JOJ?

Aprendí que puedes obtener buenos y malos resultados, pero obtener la experiencia es lo más importante. Los organizadores organizaron un evento increíble. Nunca había ido a algo así, y en realidad me sentía como si estuviera en los Juegos Olímpicos. Eso me hizo soñar más grande para el próximo ciclo olímpico, por lo que espero poder llegar a París 2024.

¿Qué has estado haciendo en el año desde Buenos Aires 2018?

Fui a Wellington [EE. UU.] Durante los primeros tres meses del año para mejorar mi conducción, pero estoy en Guatemala, trabajando con mi entrenador Giovanni Solares. Hago clases en línea toda la mañana y viajo por la tarde. Y competimos al menos dos veces al mes, ¡así que es un calendario pesado!

Comencé a saltar mis primeras clases de 1.50m este año, de lo cual estoy muy feliz, y acabo de competir en la Final del FEI Jumping World Challenge en Quito [Ecuador], donde ocupé el quinto lugar. Era muy similar al JOJ, porque se usaron caballos prestados para la competencia. Solo tuvimos un día para conocer al caballo en la clase de bienvenida, y luego es todo o nada. Me encantaba el JOJ, así que cuando me clasifiqué para la Final del World Challenge supe que sería otra gran experiencia para mí.

¿Cuáles son tus metas para el futuro?

[Estoy] planeando regresar a Ecuador el próximo año para el Campeonato Sudamericano FEI para jóvenes corredores. Conocí bien el país y el lugar en la Final del World Challenge, así que estoy muy emocionada de ir allí con mi propio caballo. Luego [están] los Juegos Centroamericanos en 2021 [en El Salvador], y los Juegos Centroamericanos y del Caribe están en Panamá en 2022, donde espero calificar para el equipo local y obtener una medalla.

Más adelante, [apuntaré] a los Juegos Panamericanos [en Chile en 2023] y, con suerte, a los Juegos Olímpicos en París en 2024.


  • Hits: 327

Organización Ecuestre de Panamá

Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.